Nothing like you

NOTA ANTES DE LEER EL CONTENIDO DEL BLOG: Por favor, NO te apropies de lo que no te pertenece.

domingo, 12 de junio de 2011

420 días compartiendo sístoles y diástoles.

"-Y me tumbo a su lado hasta que al final mi cabeza acaba sobre su pecho. Sus latidos retumban en mis oídos, y es de esas pequeñas cosas que adoro, que no cambiaría por nada, estaría horas así, escuchando esa especie de melodía que viene de dentro, siguiendo el ritmo, hasta quedarme dormida. Y una sonrisa se escapa cuando me doy cuenta de todo, de que él sabe que a pesar de las adversidades, al otro lado del sofá hay otro corazón, algo más pequeñito, luchando por acercarse, y que como siempre, al final lo ha conseguido, que ahora incluso consigue que respiremos a la vez y que en vez de dos seamos uno."


Y sí, es uno de esos momentos que no quieres que acaben nunca.

2 comentarios:

  1. Yo hoy necesito todo ese ruido en mi cabeza.

    ResponderEliminar
  2. a mi no me dejan intentar acercarme

    ResponderEliminar

Dejar un pensamiento aquí: